Científicos descubren el secreto químico del hormigón romano

Hace más de 2000 años, el Imperio Romano inventó un hormigón que permitió la construcción de estructuras enormes y duraderas, incluso bajo el agua. Las propiedades químicas exactas de esta mezcla de concreto han intrigado a los científicos hasta el día de hoy, pero ahora, un grupo de investigadores de la Universidad de Utah creen haber encontrado finalmente el código.

Según los hallazgos de la revista American Mineralogist, el secreto reside en las propiedades químicas de dos de los componentes de la mezcla: la cal y la ceniza volcánica, la cual contenía un mineral conocido como tobermorita de aluminio. Cuando se expone al agua de mar, la sustancia se cristaliza en la cal mientras se cura. En vez de ser erosionado por el agua, su presencia la da al material una fuerza adicional.

Los científicos esperan que los hallazgos puedan ser utilizados para mejorar las técnicas de hormigón modernas – lo que resulta en un material duradero y más sostenible desde el punto de vista ambiental.

Author: Revista Obra

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =